Las rocas y los minerales

Las rocas son los materiales que forman la corteza y el manto de la geosfera. Está compuesta por minúsculos granos llamados minerales. Las principales características  que tienen nos permiten diferenciar unas rocas de otras: 

El magma está formado por minerales fundidos especialmente silicatos, vapor de agua y otros gases. Se encuentra en el interior de la Tierra a alta presiones y a temperaturas superiores a 1000ºC.

El origen del carbón 

El carbón se formó hace trescientos millones de años durante el periodo carbonífero. 

Durante este periodo, el clima era cálido y húmedo, y en las zonas montañosas había grandes bosques.

Al morir las plantas los restos vegetales se fueron acumulando y quedaron cubiertos por el agua. La acción de las bacterias fue transformando la capa vegetal en turba. Gradualmente, el suelo fue hundiéndose y quedó inundado por agua. La capa de turba quedó cubierta por capas de arcilla y gravas, y continuó la acción bacteriana.  

El peso de las capas de sedimentos hizo que aumentara la presión sobre la capa de turba y, al quedar enterrada, también  aumentó la temperatura. Como consecuencia, la turba se fue transformando en otros carbones más ricos en el elemento del carbono con mayor poder calorífico.

La variedad de minerales que las componen:

Hay rocas que están formadas por un único tipo de mineral como la caliza, y rocas que están formadas por varios tipos de minerales.

EL TAMAÑO QUE TIENEN LOS GRANOS DE LOS MINERALES  QUE LAS COMPONEN:

Por ejemplo hay rocas formadas por granos como el granito, y rocas formados por pequeños  como el basalto.

SU DUREZA 

Hay algunas rocas duras como la cuarcita formada por minerales duros y muy juntos. Hay rocas blandas como la arcilla, constituidas por minerales menos duros y pocos unidos entre si.