LAS ROCAS Y EL INTERIOR DE LA TIERRA 

EL CALOR DE LA TIERRA:

El calor que hay dentro de la Tierra puede fundir rocas y formar volcanes, también puede formar terremotos. 


LAS ROCAS SE FUNDEN Y ORIGINAN VOLCANES:

Las rocas fundidas del interior de la Tierra se llaman magma. Estos salen a la superficie terrestre por las grietas que hay en la corteza y formando un volcán.

El magma que sale a superficie y cae se llama lava. Esta lava, con el paso del tiempo, se enfría y se solidifica formando rocas como el basalto.

Junto al magma también salen cenizas y gases . Cuando salen todos estos materiales se llama erupción volcánica. A veces el magma se enfría antes de salir a la superficie y se transforma en una roca sólida dentro de la corteza. Así se origina rocas como el granito.

Las rocas se forman cuando se solidifica el magma en el interior o en la superficie de la corteza, se llama rocas magmáticas.

EL CALOR DEL INTERIOR DE LA TIERRA PROVOCA TERREMOTOS:

El interior de la Tierra tiene mucha energía en forma de calor. Esta energía puede generar movimiento en grandes masas de roca. Si al moverse las masas de rocas se rompen, en la superficie terrestre se producen unos temblores que llamamos terremotos.

LOS VOLCANES Y LOS TERREMOTOS CAMBIAN EL RELIEVE:

Las erupciones volcánicas y los terremotos cambian el relieve de manera rápida y violenta.

En las erupciones volcánicas la lava y las cenizas cubren el terreno. La lava se acumula sobre todo el alrededor del orificio de la salida formando un cono, (el cono volcánico).

Los terremotos hacen que se hundan unos terrenos y se elevan otros, se desprenden rocas de las montañas y a veces los ríos desvían su curso.