Las propiedades de los minerales

La mineralogía estudia las propiedades físicas y químicas de los minerales. Las más útiles para su identificación son: densidad, dureza, exfoliación, fractura, brillo, color, raya y otras como hábito, diafanidad, refracción etc.


Método químico de identificación de minerales .

Para la identificación de minerales se utilizan características químicas. Por ejemplo, el ácido clorhídrico ataca a los carbonatos y en la reacción se desprende dióxido de carbono.

Densidad: es la relación entre la masa (gramos), y el volumen (cm3).

Dureza: es la resistencia que ofrece un mineral a ser rayado. Para medirla se utiliza la escala de Mohs que está formada por 10 minerales de forma que cada uno raya a los anteriores y es rayado por los posteriores.

Exfoliación: un mineral se exfolia cuando al golpearlo y romperlo, presenta caras planas. La calcita se exfolia en romboedros.

Fractura: los minerales que no se exfolian, cuando se rompen presentan distintos aspectos, a esto se le denomina fractura que puede ser astillosa, irregular, fibrosa, etc.   

Brillo:  es el aspecto que presenta un mineral cuando refleja la luz, para definirlo se utilizan adjetivos como: metálico, adamantino, perlado, graso, entre otros.

Color: algunos minerales presentan un color característico. Algunos son: rojo bermellón, el amarillo latón, verde esmeralda, etc. 

Raya: es el color de un mineral pulverizado, es más constante y característico que el color del propio mineral por lo que se utiliza para su identificación.

Para observarlo, se mira el color de la raya que deja un mineral en la porcelana.